Progression: Teoría Musical 102 – Acordes y Armonía

- Posted June 1st, 2018 by

Artículo Original de Tuberz_Mcgee. Traducción al Español por Pixel_Guy

Hola, Amigos y Amigas:

Aquí Tuberz con la segunda entrega de la serie centrada en el entendimiento y la aplicación de la teoría musical. El mes pasado vimos los grados de la escala, los intervalos  y como estos influyen en tu música. Esta semana daremos un vistazo a la teoría de los acordes dentro de la escala y la aplicación de progresiones armónicas. Esto muy probablemente les dará a ustedes, músicos en formación, un conjunto de bastantes progresiones de acordes para que hagan uso y abuso de él a su gusto.

Vamos a ello.

Hay que agradecer que ahora tengamos computadoras. Imaginen escribir en sistema hexadecimal a mano ¡auch!

¿Qué son los acordes?

Un acorde sucede cuando más de una nota es tocada al mismo tiempo. Tres notas (o más) implican un acorde, solo que es más probable que algunos acordes sucedan de forma más natural que otros. Las dos formas más comunes de los acordes son: el acorde mayor y el acorde menor. La forma más sencilla de pensar en ellos es verlos como tres notas apiladas directamente una sobre la otra (ej. Do mayor tiene las notas: Do, Mi, Fa; Sol mayor tiene las notas: Sol, Si, Re; La menor tiene: La, Do, Mi).

Los acordes mayores se forman al apilar una tercera mayor (cuatro notas por encima de la base) y una quinta perfecta (tres notas encima de la anterior), por ejemplo: Do, Mi, Sol. Los acordes menores se crean a partir de poner una tercera menor (tres notas encima de la base) y una quinta perfecta (cuatro notas encima de la última), por ejemplo; Do, Mib, Sol. Como habrás notado, sí, dos de las notas son las mismas. Solo hay una nota de diferencia entre un acorde mayor y uno menor. Impresionante ¿cierto?

¿Qué es la Armonía?

La armonía es un tema bastante interesante del qué hablar. Esta existe de muchas maneras dependiendo del arreglo y el entendimiento de que la armonía convive en una relación dual con  el concepto de “tensar y liberar”. Existe como una forma de darle movimiento a la música (o hacer que carezca de él) y de darle esa sensación de “estar en casa” y alejarnos de la misma para volver a irnos y después regresar. Esta aparentemente absurda metáfora tendrá sentido más delante, créanme.

Cuando hablamos de armonía hablamos de ella en el contexto que le da una escala o conjunto tonal (ej. La armonía de Fa mayor, Eb menor o Sol frigio). Ciertos acordes tienen determinados roles en relación con las escalas o conjuntos tonales y pueden ser catalogados como tal.

Alguna música tiene progresiones armónicas bastante simples y otra puede llegar a ser bastante elaborada. Un ejemplo puede ser Yesterday de The Beatles.  La cual modula (cambia de escala. Más sobre esto después) en el segundo compás de la canción. O “Uptown Funk” de Mark Robinson y Bruno Mars, la cual consiste literalmente en solo dos acordes. Ambas son canciones efectivas, pero usan la armonía en formas completamente diferentes

¿Cómo se hace la Armonía?

La forma más simple de ver la armonía es pensar en una escala mayor o menor y, estoy muy feliz de informarte que, si alguna vez has visto Star Wars encontrarás esto MUCHO MÁS fácil, ya que nos referimos a los acordes de la misma con numerales romanos. Por ejemplo; la escala de Do mayor es: Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si, Do. Si dejamos a cada nota apilarse de forma natural una sobre otra en forma de intervalos de tercera (ej. Do, Mi, Sol, después Re, Fa, La, después Mi, Sol, Si, después Fa, La, Do, etc.) tendríamos lo siguiente:

¡Estos acordes que se forman de manera natural son la base de la armonía occidental!

Ahora, lo realmente genial; cada escala mayor tendrá exactamente los mismos números romanos. ¿Fa mayor? Los mismos ¿Sol mayor? Los mismos ¿A♭ mayor? Los mismos. Los acordes por sí mismos cambiarán su estructura, pero su calidad de acorde mayor o menor no lo hará. Los números en mayúsculas son acordes mayores (I, IV, V) y los que están en minúscula son acordes menores (ii, iii, vi). vii° es una excepción, pero no se preocupen por ello ahora.

¿De acuerdo? Eso es genial. ¿Ahora qué?

Cada acorde tiene una función dentro de la armonía, algunos la tienen más definida (como el acorde de sexta napolitana (♭2), sobre el cual pueden buscar hasta estar satisfechos). Su propósito puede ser reducido a acordes “Tónicos” (la forma más estable de un acorde), “Dominantes” (la forma más inestable de un acorde) y “Subdominantes” (Acordes de transición). En la escala mayor nuestros acordes tónicos son  el I, iii y vi (Do, Em y Am), los dominantes son el V y el vii° (Sol y Sidim). Por último los subdominantes son el ii y el iv (Rem y Fa). Los acordes tónicos tienden a moverse a los subdominantes, los que, a su vez, tienden a moverse a los dominantes, estos últimos tienden moverse a los tónicos. Como pueden observar todo es un ciclo (aunque hay algunas excepciones a esta regla).

Las progresiones más populares y utilizadas a través de los siglos han sido la I-IV-V (Do, Fa, Sol) y la ii-V-I (Rem, Sol, Do). Ambas progresiones siguen el esquema “tónica-subdominante-dominante” y gracias a ello su sonido es muy estable. También sabrán de la famosa e infame progresión de “Canción de cuatro acordes”, la cual está presente en una gran cantidad de música pop. Dicha progresión es I-V-vi-IV (Do, Sol, Lam, Fa). Entender estas progresiones nos ayudará a que formen parte activa de nuestra música.

Genial. Entonces ¿eso es todo lo que necesito saber?

Bueno, eh, desafortunadamente no es así. Verán, inclusive cuando tenemos acordes con cualidades tónicas, subdominantes y dominantes, estos se dividen en partes aún más específicas. Se dividen en Tónica (I), Supertónica (ii), Mediante (iii), Subdominante (IV), Dominante (V), Submediante o Superdominante (iv) y Sensible en la escala mayor o Subtónica  en la Escala menor (vii°). Cada uno de estos acordes tiene una cualidad única en el sentido de su función y de que provee movimiento (o falta del mismo) a tu música. Un ejemplo podría ser la progresión I-IV-V (Do, Fa, Sol). Tiene la nota Do en los acordes de Do y Fa, y tiene Sol en los acordes de Do y Sol. Lo que es diferente a la progresión ii-V-I (Rem, Sol, Do) donde los acordes Do y Rem no comparten ninguna nota, pero Rem y Sol Comparten Re. La relación entre los acordes es diferente gracias a esto y a los puntos de tensión que se generan en diferentes lugares de la escala.

¿Es lo mismo para las escalas menores?

No, lo siento. Es un poco diferente, de hecho hay tres formas ligeramente diferentes entre sí  del modo menor que podemos utilizar, cada una de ellas nos dará acordes diferentes. Aunque eso lo veremos en otra ocasión, por ahora solo veremos la escala menor natural (Do, Re, Mib, Fa, Sol, Lab, Sib, Do).

Justo como con la escala mayor, los numerales romanos no cambian. ¡Lo que es muy conveniente!

Pueden observar que las cualidades de los acordes son un poco diferentes, ahora tenemos acordes con bemoles (nos referiremos a ellos al igual que a sus contrapartes. Ej. Nos referiremos a Lab  mayor como el opuesto mayor a La menor, pero ambos son el sexto grado). Profundizaremos más en las escalas menores en otra ocasión, pero les dejaré un análisis rápido de la progresión de acordes de “Reformat the Planet” de Bit Shifter para mantener el tema del mes pasado.

Tan simple, tan inteligente, tan pegajoso, tan Gameboy

Al pasar del IV al vi acorde con tanta facilidad se establece la sensación de movilidad en la música. Va fuera, pero cuando se mueve al IV (Do) se siente como si regresara a casa, entonces regresa al vi (Mim), que es tónico y se siente más estable. Baja y fluye hasta llegar de vuelta al V (Re), que hace función de dominante y nos lleva de regreso a casa, al I (Sol).

Una vez más, gracias por seguir el blog, chicos. Siempre es genial el compartir mi conocimiento con ustedes. Si tienes alguna pregunta relacionada con la teoría musical, por favor ¡deja un mensaje contándomela! ¡Las abordaré todas! Claro que algunas cosas son más complejas que otras y me puede llevar tiempo el llegar a ellas (sí, le estoy hablando a quienes me sugirieron armonía negativa, jajajaja). El próximo mes veremos progresiones armónicas avanzadas utilizando acordes con séptima. Esto le dará un estilo único a tu música.

También me gustaría agradecer a Jack Daniel Young por su excelente guía sobre escalas en hexadecimal. ¡Definitivamente deberían leerla cuando tengan oportunidad!

Muy bien, me despido. ¡Que tengan un lindo día! ¡Feliz análisis!

Con amor

Tuberz
xoxo

 

Dig this article? Then consider supporting us on Patreon!