Progression: teoría musical 107 – Signaturas y subdivisiones de compás

- Posted May 12th, 2018 by

Artículo Original de Tuberz_Mcgee. Traducción al Español por Pixel_Guy

Hola, Amigos y Amigas:

Aquí Tuberz con mi séptimo artículo en el campo de la teoría musical y cómo puedes tomar los principios teóricos y aplicarlos a tus propias composiciones. Acabo de regresar de un asombroso viaje a Finlandia para asistir a una conferencia de investigación, también visité Japón porque, bueno, porque es Japón, supongo. Esto me dio un montón de tiempo para organizar mis pensamientos sobre este tema. El mes pasado hablamos sobre dominantes secundarias y otros acordes comunes para hacer de pivote hacia otras tonalidades y áreas tonales. A este punto mis artículos pueden parecer novelas de ciencia ficción basadas en física teórica, por lo que sería una sabia decisión el revisar algunas de mis entradas pasadas para ayudarte a subir la velocidad. El tema del que hablaremos hoy es mi favorito: signaturas de compás. También hablaremos de algunas otras ideas rítmicas bastante buenas.

Vamos a ello.

¿Te gusta pagarle a la gente por imágenes de referencia de partituras con cosas raras encima o solo te estás quedando sin imágenes?

¿Qué es una signatura de compás?

La signatura de compás es la forma en la que medimos el número de pulsos y los acentos sobre ellos. La signatura de compás es escrita generalmente con dos valores: el número de pulsos y el valor de los mismos en el esquema de división binaria. Esta se escribe en forma de fracción, lo que explica a géneros como el math rock bastante bien. El valor del pulso se expresará como 1, 2, 4, 8, 16, 32, 64, etc. Este valor se dobla cada vez, lo que quiere decir que cada vez que el pulso aumenta su valor, su duración se reduce a la mitad. Un octavo de pulso ocupa la mitad de un cuarto de pulso, y un cuarto de pulso ocupará la mitad de un medio de pulso. ¿Me doy a entender? Tal vez las conozcas bajo el nombre de corcheas, negras, blancas, etc.

El número de arriba es el que nos indica cuántos de estos valores de pulso tendremos en cada compás. Por ejemplo; 4/4 tendrá cuatro negras por compás, 7/8 tendrá siete corcheas, 15/16 tendrá quince semicorcheas. Una vez dicho esto, muy probablemente tengamos más preguntas que respuestas, explicaré por qué.

Subdiviciones de los Pulsos

La signatura de compás 3/4 tiene tres negras en ella. 6/8 tiene seis corcheas en ella. 6/8 = 3/4 por lo tanto deben ser lo mismo, ¿cierto? No, no lo son; explicaré por qué. 3/4 se cuenta como tres pulsos del tamaño de dos corcheas cada uno (sí, sé que parece extraño, pero añadiré un diagrama para ayudarlos con ello). 6/8 se cuenta como dos pulsos del tamaño de tres corcheas cada uno. La siguiente imagen muestra las corcheas (y las negras) con los acentos correspondientes:

En esta imagen las líneas ROJAS corresponden a los pulsos acentuados y las líneas VERDES son los pulsos no acentuados u off-beats.

6/8 y 3/4 tienen el mismo número de pulsos, pero el sonido es diferente en términos de acentuación. Si acentúas a 3/4 como si fuera 6/8 puedes crear un efecto contrastante llamado hemiola. Un compás con dicha estructura resaltará, ya que cambia la acentuación a la que estamos acostumbrados. Ahora, en lo personal, tengo una forma muy particular de ver las subdivisiones de pulso y de la que no he escuchado a mucha gente hablar; así que se las presento a continuación.

TODAS LAS SUBDIVISIONES DE PULSO PUEDEN SER REDUCIDAS A GRUPOS DE DOS O TRES.

Esa es mi honesta opinión basada en muchos años de tocar sobre signaturas bastante raras o desquiciadas. Puedes convertir CUALQUIER signatura a grupos de dos o tres pulsos. Así que empezaremos esto con algo fácil, ¿está bien? 4/4 —la signatura más común— puede verse como dos grupos de dos notas negras; sin embargo, si lo convertimos a semicorcheas, terminaremos teniendo 8/8, que puede verse de dos formas: puede ser dos grupos de cuatro corcheas o puede ser cualquier variación de dos grupos de tres corcheas cada uno y un grupo de dos corcheas; 3+3+2=8 (vaya, inclusive ahí hay matemáticas).

¿Qué hay de las signaturas poco convencionales? 7/8 es una signatura bastante popular. 7/8 solo puede ser dividida en dos grupos de dos corcheas cada uno y uno de tres corcheas: 3+2+2=7. Ahora, podríamos arreglar esto como 3,2,2; o como 2,3,2. Mi subdivisión favorita de 7/8 es 2,2,3. Esto es porque el último pulso del grupo de tres suena como si tropezara al final de 6/8. Lo que me encanta, ya que puede ser una forma perfecta de darle un sentimiento de incertidumbre a tus escuchas.

Ahora vamos por una un tanto más engañosa: 11/8. Suena desafiante, pero, una vez que observas las subdivisiones que la componen, es una tarea mucho menos estresante. El truco está en llegar a once solo poniendo muchos dos y tres juntos. Por ejemplo: 2+2+3+2+2=11; o podrías juntarlos como 3+3+3+2=11. Los cuales son grandes ejemplos de las subdivisiones que puede tener 11/8. Desafortunadamente esto también genera más preguntas de las que responde, aunque solo hay una de esas cuestiones que podría estar por encima de las demás.

Entonces, ¿cómo puedo utilizar estas subdiviciones para escribir música?

Nunca hay solo una forma de hacer algo, pero les compartiré mi proceso. Digamos que estoy trabajando en 11/8 y estoy utilizando el primer ejemplo de subdivisión; 2+2+3+2+2=11. A mí me gusta escribir los riffs antes que las melodías y los demás elementos cuando trabajo en una signatura rara. Las melodías pueden fluir de forma independiente a los acentos de pulso; sin embargo los riffs siempre deberán de marcar esos acentos, claro, esa es mi opinión. Los veo como piezas de rompecabezas. Hay cierto número de posibilidades que pueden ir dentro de una subdivisión de dos corcheas y cierto número de posibilidades que pueden ir dentro de una división de tres corcheas. Me gusta trabajar con esos pequeños fragmentos y luego unirlos, como muestra la siguiente imagen:

He puesto líneas entre cada subdivisión, así pueden ver literalmente como he construido este pasaje musical.

Algo que me gustó sobre esta división es que es palíndroma; 2,2,3,2,2. Busqué imitar el ritmo y el tono, pero sentí que subir de mi♭ a fa cuando se repite le podría dar más sensación de flujo. No es necesario que trates de hacer lo mismo, pero pensé que darle a este pasaje un sentido de desenredarse para luego enredarse de nuevo sería algo como un yoyo. Este pasaje musical es un yoyo en 11/8.

Espero que esto haya servido como una buena introducción al mundo de las signaturas de compás y hacer a esas absurdas fracciones algo un poco menos atemorizante y más una tarea fácil de realizar. Gracias por leer otro texto donde divago sobre teoría musical y otras cosas de nerds. Estoy emocionado por escuchar como ustedes, mis lectores, se acercan al uso de estas signaturas de compás en su propio trabajo (usando el comando D00 en Famitracker o H00 en LSDj). Una vez más, si tienen dudas, recomendaciones de temas o solo quieren compartir lo que han aprendido, manténganse en contacto conmigo a través de tuberzmcgee(arroba)gmail(punto)com. Siempre estoy feliz de escuchar/leer/ayudar. Sintonícenos el próximo mes para más palabras y tonterías cuando hable de trucos armónicos adicionales que puedes usar para hacer de pivote a otros acordes aparentemente no relacionados.

Ciao~!

Tuberz
xoxo

Dig this article? Then consider supporting us on Patreon!