Progression: Teoría Musical 108 – Cambios Armónicos Extendidos, Pivotes y Planeación Armónica

- Posted May 12th, 2018 by

Artículo Original de Tuberz Mcgee. Traducción al Español por Pixel_Guy

Hola, Amigos y Amigas:

Aquí Tuberz con la primera entrada del año 2018, tanto publicada por el blog como escrita por mí, y mi octavo artículo en el campo de la teoría musical. La Navidad fue genial, igual que el año nuevo. Comí bastante y, dejando eso un poco de lado, necesito sacar un poco de aire de mi gorda cabeza. El mes pasado vimos Signaturas de Compás y desenmascaramos el mito alrededor de su dificultad simplificándolas en grupos de dos y tres notas. Ya que he estado cubriendo temas relacionados con el aspecto teórico de la música por ocho meses no te desanimes si has tenido alguna dificultad en este tiempo, solo regresa y revisa mis artículos previos para ayudarte a mantener tu cabeza dentro de los conceptos teóricos de los que estaré  hablando. Este mes cubriremos lo relacionado a los cambios armónicos adicionales a los que ya vimos y que también puedes utilizar, incluyendo el concepto de utilizarlos como pivote hacia otras áreas armónicas. Además de los conceptos de planeación diatónica y cromática.

Vamos a ello.

No esa clase de planeación… pero quizá esta es un poco más emocionante.

¿Qué tan extensa será esa extesión de la que estamos hablando? ¿Hacia dónde nos extenderemos?

La armonía existe en muchos niveles y parece que siempre está evolucionando. Lo que espero enseñarte hoy es un poco de armonía romántica de los años 1800’s y que todavía se ocupa hoy en día. Hablaré de dos conceptos similares que existen con el propósito expreso de crear drama, tensión y emoción en tu música y que te ayudarán a empujarla hacia el clímax.

¿Hacer pivote? ¿Hacia qué/dónde/cómo/cuándo/por qué?

La idea de utilizar un pivote hacia otra tonalidad va junto con la idea de que, si una pieza de música está confinada a una tonalidad particular, entonces se convertirá en algo estático y aburrido. Usando las mismas siete notas por tres minutos se puede  causar desgaste en el oyente. Una forma de cambiar esto y darle una emoción nueva a tu música es cambiar de dirección hacia territorio inexplorado; probar una nueva tonalidad/área armónica. Al navegar a una nueva tonalidad puede que se sienta que se ha ido lejos de “casa” ya sea de forma temporal… o para siempre. Hay un elemento de incertidumbre que rodea este contexto de la música. La pregunta real es qué tan lejos queremos navegar, cómo llegaremos ahí y cuándo es que lo queremos hacer. Puede que estés familiarizado con el cambio de tonalidad por semitono, que es un básico en la música pop y rock. Si tu canción está en la tonalidad de Do mayor entonces el coro se elevará hasta Do# Mayor. La razón de que esto pase es que da una sensación de elevación. De que se ha “levantado” de su posición inicial.

Do mayor no tiene sostenidos o bemoles, lo que es una gran diferencia, pero debido a que Do y Do# se encuentran a distancia de segunda menor se crea una relación de proximidad, lo que ayuda a sobrepasar esa diferencia. Podemos ver con detenimiento las tonalidades relacionadas en lo que es llamado una tabla de armaduras de clave. La tabla de armaduras de clave tiene seis tonalidades: la Tónica, la Dominante, la Subdominante y la Relativa Menor de las ya mencionadas. ¿Por qué? Veamos un ejemplo:

Puedes observar como las Relativas Menores están abajo, mientras que las tonalidades mayores están arriba.

I [Tónica]: Do Mayor; Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si, Do

IV[Subdominante]: Fa Mayor; Fa, Sol, La, Si♭, Do, Re, Mi, Fa

V [Dominante]: Sol Mayor; Sol, La, Si, Do, Re, Mi, Fa#, Sol

vi [Relativa Menor de la Tónica]: La menor; La, Si, Do, Re, Mi, Fa, Sol, La,

ii [Relativa Menor de la Subdominante]: Re Menor; Re, Mi, Fa, Sol, La, Si♭, Do, Re

iii [Relativa Menor de la Dominante]: Mi menor: Mi, Fa#, Sol, La, Si, Do, Re, Mi

A lo largo de esas seis tonalidades hay, en su mayoría, una nota diferente. Navegar de Do Mayor a Sol Mayor es remarcablemente más fácil que hacer una transición a La♭ Mayor (Lab, Si♭, Do, Re♭, Mi♭, Fa, Sol, La♭). El número de notas diferentes respecto a la tónica está directamente relacionado con el drama y la tensión que genera. Sin embargo hay otra cosa que mantener en mente cuando se cambia de tonalidad; los conceptos de brillo y calidez. Muy a menudo se habla de brillo en producción e ingeniería de sonido como la información de frecuencia más alta, aunque tiempo atrás, compositores como Scriabin hablaban de que cada escala tenía su propio color, como en una pintura. La calidez está frecuentemente más asociada con información de frecuencia baja, en contraposición al brillo. Estos conceptos pueden ser reducidos a que entre más sostenidos se tengan más brillo se tendrá y entre más bemoles se tengan más calidez se conseguirá. Esto no es una ciencia exacta, pero es una forma decente de medida al hablar de que tan lejos quieres modular.

La idea de CÓMO puedes modular ya fue explicada en otro artículo, pero la revisaré brevemente. Necesitamos darle un sustento firme a la nueva tonalidad  introduciendo acordes que estén relacionados estrechamente a ella. Para ello nos asistimos de los acordes dominantes (V y vii°) de la nueva tonalidad, inclusive nos valdremos de las dominantes secundarias para darle fuerza y fluidez a la modulación. Por ejemplo; al movernos de Do mayor a La♭ Mayor podríamos necesitar el acorde de Mi♭7 (Mi♭, Sol, Si♭, Re♭) antes de llegar a La♭, nuestra nueva tónica.

Do, Sol, Si♭, Fa/Fam, Do7, La (primera inversión), Mi♭7/La♭

Cada uno de los acordes resaltados en verde añade un bemol a nuestra armonía de una manera muy lenta. El Si♭ es añadido en el primer compás por el acorde de Si♭, el Do7 y el Mi♭7 son añadidos en el segundo compás y el La♭ es añadido en el acorde de Fam en el segundo compás (en el primer tiempo, lo que le da mucho énfasis). El Re♭ es añadido de una forma interesante, ya que La mayor tiene las notas La, Do#, Mi, pero Do# es enarmónicamente lo mismo que Re♭. Abusé de este recurso de alguna forma al darle la sensación de Re♭ a la progresión de acordes, lo que también es conocido como Sexta Napolitana (esto lo veremos después).

¿Planear? ¿Estamos hablando de un vuelo internacional o algo dentro del país?

De ninguno. Estamos hablando de diatonismo y cromatismo. Planear es una forma muy simple de tomar una idea y darle un poco de movimiento adicional. Es cambiar las notas de un pasaje hacia arriba o hacia abajo mediante un determinado número de pasos. Por ejemplo; veamos el primer pasaje (dos compases) de “Reformat the Planet” como les muestro a continuación.

Podemos tomar esta sucesión de notas y bajarlas un poco como aquí:

El Mi menor y el La menor de la siguiente frase ahora suenan más tristes (o algo así) en caso de que tengas el formato corrupto o algo así.

Podríamos también hacer esto:

Sí, sé que ahí está un Do♭. Sí, me odio a mí mismo. Es correcto visto desde un punto tradicional si estoy mostrando la exacta planeación cromática.

Así que, ¿en que difieren estas cosas? Es fácil. Una es diatónica y la otra es cromática. ¿Qué quiere decir esto? Diatónico significa que estoy usando notas de la tonalidad ya existente y que solo estoy utilizando el contorno general de la melodía, mientras que al referirme a lo cromático estoy hablando de que estoy cambiando las notas usando distancias exactas entre una y otra. El intervalo de segunda en La menor en la planeación diatónica puede convertirse en una segunda mayor debido a las circunstancias, pero en planeación cromática permanecerá siempre como segunda menor. Esto añade un poco de sabor a nuestra música si lo usamos solo por un compás o dos. Este efecto es conocido como Secuenciación (que de forma graciosa es de dónde los secuenciadores obtuvieron su nombre) y puede ser usado  para efecto de agrandar nuestros bolsillos de ideas musicales. Debemos notar que la planeación cromática conlleva tensión, aunque mucho menos que si no fuera la misma cadena de notas. La razón por la cual esto es así es porque nuestro oído casi puede escuchar la relación existente entre estas notas, por lo que reconoce que se trata de una frase musical similar.

Gracias por sintonizar otra divertida entrada sobre teoría musical conmigo. ¡De verdad anhelo ver lo que pueden hacer con este conocimiento! Una vez más, si tienes preguntas, recomendaciones de temas o solo quieres compartir lo que has aprendido puedes mantenerte en contacto conmigo a través de tuberzmcgee(arroba)gmail(punto)com. Siempre estoy feliz de escuchar/leer/ayudar. Sintonícenos el próximo mes para más palabras y tonterías cuando hable de trucos armónicos adicionales que puedes usar para hacer de pivote a otros acordes aparentemente no relacionados.

Ciao~!

Tuberz
xoxo

Dig this article? Then consider supporting us on Patreon!